Venimos constatando con nuestro trabajo diario de los últimos años que la industria agroalimentaria ha iniciado un camino necesario de mejora competencial en todos los procesos productivos y en el área de recursos humanos, el Compliance es sin lugar a dudas un aspecto que una vez trazada esta línea de progreso tenía que aparecer tarde o temprano por su importancia fundamental en el desarrollo empresarial.

La base de la jornada giró entorno a la explicación de la implantación de l programa de prevención de riesgos penales como una oportunidad para demostrar tanto a los clientes externos como internos, que el cumplimiento de las normas es uno de los valores principales de la empresa para ganarse la confianza del público garantizándose la sostenibilidad en el medio-largo plazo, erigiéndose como un elemento clave en la gestión de la reputación de las organizaciones. Cristina Vázquez de Dutilh Abogados fue desgranando a lo largo de la tarde los pormenores de estas políticas con ejemplos prácticos reales.

La jornada ha contado con un gran número de participantes de lo más variado del sector agroalimentario (aceites, snacks, pescado, congelados, caramelos, etc., empresas que después de esta jornada estarán más convencidos de la importancia del compliance como herramienta de mejora.