Que la IFS Food como norma de seguridad alimentaria reconocida internacionalmente ha crecido en importancia en la industria agroalimentaria está fuera de toda duda. Más si cabe después de la mañana que vivimos el pasado martes 28 de marzo en las instalaciones de LaNave en Catarroja. Más de 75 asistentes abarrotaron la sala polivalente del centro, en una jornada que calificaríamos de irrepetible de no ser porque habrá una repetición de la misma el próximo 19 de abril en Madrid en la sede de AENOR.

Con la IFS Food v6 vigente  ahora mismo, y en espera de una nueva versión ya para comienzos de 2018, el interés por conocer de primera mano detalles de la normativa presente y pistas sobre del futuro cercano provocó una respuesta masiva por parte de empresas de todos los ámbitos de la industria agroalimentaria: cárnicas, avícolas, hortofrutícolas, lácteas, snacks, bollería, aceites, etc. Prácticamente todos los subsectores tenían representación en la sala.

Y es que la presencia de Beatriz Torres y Pablo Sopeña, Technical Project Manager IFS ella y Auditor de Integrity Program y Formador IFS él, garantizaban un rigor en los contenidos que hacían que la jornada tuviera gran atractivo e interés. Y así fue, sus presentaciones coparon la mayor parte del tiempo ya que  ese era el reclamo de la jornada. Previamente a las intervenciones de los invitados de IFS Standars, nuestras compañeras Eva Nuñez y Ana Bartual oficiaron de anfitrionas iniciando la jornada. Para finalizar, David Verano, de AENOR, junto con Waribo Food el otro promotor del evento nos aportó la visión de IFS desde el punto de vista de una certificadora independiente de calidad.

En resumen, una jornada muy satisfactoria tanto para nosotros como, esperamos, para todos los que allí se dieron cita.